05 septiembre 2011

talla de madera



Esta peana de madera fue de los últimos trabajos que mi maestro me enseñó a hacer. Creo que hay más trabajo suyo que mio pero es una pieza muy bonita. Xavi la tiene en su despacho. Una vez tallada tan solo le dimos un baño de color con la anilina escogida.






Este marco si que lo tallé solo yo, lo teñí, lo monté y hasta la acuarela es mia.


y el Angelito...
Esta pieza, una vez tallada la tratamos con yeso y blanco de España. Luego lo teñimos con anilina.


Todas estas piezas mi maestro podia tallarlas en grandes peanas para la entrada de una casa o en las patas de una mesa o en el marco de un espejo. Hacía unos trabajos impresionantes en madera. Se había dedicado toda su vida. Muchas veces los trabajos los finalizaba un dorador (no se si se llama así) pero era quien aplicaba el pan de oro en toda la superficie tallada. Un trabajo que precisaba de mucha paciencia y pericia. Ahora apenas se valora un trabajo como este pero antes la gente encargaba muebles, cabezales, marcos... que se hacían combinando el trabajo de carpinteros, tallistas y doradores.

No hay comentarios: